9/1/15

Análisis y Comentario de la catedral de Santiago de Compostela



Vista aérea. ArteHistoria

1)IDENTIFICACIÓN

TIPO DE OBRA: arquitectura. Templo.
FUNCIÓN: Religiosa. Iglesia de Peregrinación.
LOCALIZACIÓN: Santiago de Compostela, La Coruña, España. 

AUTOR: Desconocido. Las obras fueron encargadas por los obispos Diego Peláez (hasta 1087) y Diego Gelmírez (hasta 1128). El Pórtico de la Gloria (que no vamos a analizar aquí) es obra posterior, del maestro Mateo, realizada en la 2ª mitad del siglo XII.
CRONOLOGÍA: 1075 a 1128. Último tercio siglo XI- 1º tercio siglo XII. Edad Media

NOMBRE: Catedral de Santiago de Compostela.
ESTILO: Románico.



                                          




ANÁLISIS


FORMA: catedral románica, típico modelo de iglesia de peregrinación, con planta de cruz latina de tres naves y cabecera con girola y absidiolos.
La longitud del edificio es de 97 metros.

MATERIAL: Obra arquitectónica realizada en sillares de granito.
.
DESCRIPCIÓN GENERAL: El edificio, una de las mayores construcciones del estilo románico, presenta a sus pies un nártex, en él se sitúa el Pórtico de la Gloria. En la construcción primitiva,  se situaban a cada lado sendas torres de planta cuadrada.

El interior del templo se divides en tres naves longitudinales.
La central posee un ancho de 10 metros y alcanza una altura de 22, cubriéndose con bóveda de cañón.
Las naves laterales, de menor altura y unos 5 metros de anchura lo hacen con bóvedas de aristas. Sobre dichas naves laterales se alza la tribuna que asoman a la nave central mediante arcos geminados y se prolonga por el transepto.
 Sus vanos exteriores, abocinados, proporcionan iluminación a la parte superior de la nave central, lo que contrasta con la mayor penumbra de la zona inferior.
Elementos sustentantes: Las bóvedas se sostienen mediantes pilares compuestos. La columnas interiores se prolongan hasta el arranque del arco fajón. 
El peso también recae en los muros y las naves laterales trasladan el peso a los contrafuertes exteriores.

 Predomina el muro sobre el vano. El interior invita al recogimiento acentuado por la escasa iluminación.









El transepto se organiza también en tres naves en cuyos extremos se abren  portadas al exterior. Por otra parte, en uno de sus lados mayores este transepto presenta cuatro absidiolos, dispuestos dos a cada lado de la cabecera. Sobre el crucero se alza un cimborrio. En toda este enorme transepto se alzan también tribunas sobre las naves laterales.

La cabecera de la catedral es de amplias dimensiones y dispone de una girola con cinco capillas radiales en los absidiolos. De ellas, la central presenta al interior forma absidiada, mientras que el exterior se cierra con testero plano.

Todo el espacio interior del templo está organizado de manera que los fieles (tras concluir aquí su peregrinación hasta la tumba del apóstol Santiago) pudiesen acceder a la catedral por la portada de los pies y recorrerla hasta llegar a la girola, en cuyo espacio central se encuentra el sepulcro del citado apóstol. Todo este camino interior del edificio permite que puedan desarrollarse sin interferencias las ceremonias religiosa

3)COMENTARIO

Santiago de Compostela, es uno de los mejores ejemplos de iglesia de peregrinación que se construyen durante el Románico. Esta obra resume perfectamente las ideas de este estilo que nació en Francia y se difundió por Europa a través de los caminos de peregrinación, cruzadas y monasterios. Un estilo al servicio de la religión, los privilegiados y  el Feudalismo.
La catedral de Santiago simboliza, la importancia de la ciudad y de la sede obispal en la que se encuentra situado el sepulcro de uno de los doce apóstoles. En este sentido, la propia planta de la iglesia es imagen de la cruz de Cristo que murió para la salvación del mundo.
Pero, por otro lado, la construcción simboliza el poder que van adquiriendo los reinos cristianos del Norte frente al mundo musulmán,  Al-Andalus, que domina la mayor parte de la Península.

El sepulcro del apóstol Santiago fue redescubierto hacia el año 829. El hecho de ser la única tumba conservada de uno de los doce  discípulos de Jesús (junto con la de San Pedro, en Roma), convirtió a la antigua Iria Flavia en el centro de un movimiento de peregrinaciones que  alcanzó a toda la cristiandad europea,  Surgió así el Camino de Santiago, una ruta de peregrinación que acababa precisamente aquí su recorrido. Los distintos ramales de esta vía se unían tras cruzar los Pirineos, para recorrer a continuación todo el norte peninsular y concluir en Compostela. De esta manera, el camino facilitó los intercambios culturales entre las distintas zonas del continente y llevó más allá de las fronteras de la península la fama de una ciudad y de una monarquía (la astur-leonesa) que impulsó la devoción a las reliquias del apóstol. Sucedía todo ello en una Europa ruralizada y feudal, pero que lentamente se iría abriendo al desarrollo de las ciudades, del comercio y de las actividades burguesas, siempre bajo la atenta mirada de la Iglesia cristiana como controladora única de las conciencias.
Hoy, a Santiago de Compostela  siguen acudiendo miles de peregrinos todos los años. Es uno de los centros artísticos y culturales españoles con más repercusión exterior.

 


Comentario elaborado a partir de la entrada de Enseñarte.




Fachada Obradoiro. megaconstrucciones.net

La Fachada que vemos al llegar a Santiago es la del Obradoiro, realizada  por Fernando Casas y Novoa en 1738 para proteger el Pórtico de la Gloria es de estilo Barroco.
Obradoiro significa cantero en gallego.

9 comentarios:

  1. Nelson edu hernandez ballesteros

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Yo, Andrea Guerrero Gómez he decidido hacer este comentario.

    ResponderEliminar
  5. Yo, Fernando Pérez Nieto debo comentar esta obra.

    ResponderEliminar
  6. Mercedes Rivera Dorado. Hago el comentario de esta obra.

    ResponderEliminar
  7. Angela Jaramillo, comento esta obra.

    ResponderEliminar
  8. Tomando nota. - Fran Montoro.

    ResponderEliminar